El misterio de Hermès

» De nuestros lejanos viajes nos gusta traer recuerdos y regalos para los que queremos.Pero antes de añadir estos tesoros al interior de una maleta, debemos adornar y proteger sus contornos. El maletero se encarga de ello. Empieza por hendir en dos partes, para que la tapa y el fondo coincidan, una caja de madera de álamo, tierna, ligera, facil de calar y resistente a los choques y a las deformaciones » extracto sacado del catálogo de Printemps- Eté 2009, Añadir una esquina a la maleta.


Mini bolso Flecha de Oro, 29 en aligator Missisippiensis tierra.
Alfombrillas de ratón y vades de escritorio.

Chal en cachemir y seda.
Carré en twill de seda» per astra ad astra «

Vuestr@ opinión ?

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *