Llegamos de Paris …

Por la noche, es tan bonita como de día.

Joyas Hermès, coral y plata en una magnífica fusión.

Un impresionante Birkin en cocodrilo mate.
Chanel, siempre es una excelente idea, y en rue Cambon, su máxima exposición.

Camelias blancas maxi que flotan, entre bolsos y zapatos.
Collares de ensueño, que adornan las clásicas tweed y siempre chic chaquetas negras.


En una ciudad mágica, dónde los duendes existen, creativa, preciosa y en constante ebullición, los escaparates rivalizan entre sí para mostrarnos lo mejor de la temporada, Roger Vivier y los zapatos de hebilla que Carla Bruni luce.

Desde la terraza de unos amigos.
Kenzo.

Maison Goyard.

Buddha Bar.
Metro de los Campos Elíseos.

Pucci.

En el Plaza, me sentí como Carrie, un lujo de ubicación.

Mañana salimos para Gerona, para la boda de unos amigos, este finde.
No os perdáis la crónica de Paris, el Lunes que viene, os adelanto, que las leggins y los pitillos vaqueros triunfarán en nuestr@s armarios.
Tachuelas en bolsos y cazadoras negras de piel.
Las colecciones de Dolce, Barbara Bui y Balmain, maravillosas.
Un bolso: Motorcycle de Balenciaga o birkin de Hermès.
Un foulard: Gucci o Vuitton.
Botas de Mosquetero.
Un restaurante: Crystal Room de Baccarat, en la plaza de los Estados Unidos.
Una cafetería, L’ Avenue.
Un Barrio: Marais.
Una calle: Saint Germain.
Joyas: Garrard by Jade Jagger y Fred.
Hotel: Plaza Athenee.
Vaqueros: Modelo Roxanne de 7, edición especial para el store de Paris.
Gris, color estrella del invierno, le sigue muy de cerca el beige.
XXX
Related Posts with Thumbnails

Dejar un comentario