Lebor Gabala, Primavera-Verano 2016.

A1543_Bj

La firma Lebor Gabala ha presentado en el marco de la Barcelona 080 sus propuestas para la próxima Primavera-Verano 2015. En la primera fila hemos podido ver a las actrices catalanas Nausicaa Bonnin y Alba Ribas además de la cantante de soul Izah.

La colección es alegre y luminosa con piezas que se inspiran en la propia esencia de la marca. Los colores, las siluetas y los acabados de las prendas celebran la libertad y son prendas para vivir la vida.

Con su afición a sacar las cosas de su obvio contexto Maite Muñoz se sirve del clásico popelín a rayas de las camisas masculinas para crear una serie archi-femenina de siluetas con volumen y movimiento, donde la camisa se acaba convirtiendo en vestido largo que se enreda en los pies con un vaporoso volante.

A1551_Bj A1560_Bj A1557_Bj

La loneta de algodón abandona toldos y sombrillas para dibujar vestidos frescos, tiesos y minimalistas que definen nuevos volúmenes.

De la mano del punto roma aparecen los colores pastel que, como las peladillas de un convite, celebran la candidez. Minifaldas y pesqueros que arropan camisetas dibujadas con un trazo ingenuo, infantil; jerséis luminosos, chaquetas y cardigans despendolados con los costados abiertos o asimetrías de volumen. Acabados artesanos y teñidos en prenda, primorosamente administrados para que sean suaves y blandos.

La onda rústica se sirve en hebras de mezclilla y galgas más gruesas para crear una colección de básicos al estilo de la casa. Son prendas con detalles y patrones diferentes, sueters y chaquetas, pero también ponchos y túnicas que van de la oficina a la playa y lo mismo a un examen que de excursión. Se tiñen de tonos neutros: kaki, azul, añil, verde, marrón carmelita y cálido rojo coral.

El punto de seda pone lo urbano y usa su impecable caída para servir de divertimento de estampados digitales escritos sobre blanco: rombos y rayas que se cruzan para decorar con sus trazos vestidos cache coeur, polos, faldas y pantalones de impecable factura que dejan fluir la silueta para apresarla.

Enormes hojas y flores de hibisco, la flor nacional de Haiti trepan en forma de bordados, unas veces por las rayas camiseras, otras por el punto rústico. Es el guiño surfero y cosmopolita, especialidad en playas y olas del que Lebor Gabala no puede prescindir.

Related Posts with Thumbnails

Dejar un comentario